Menú principal

¿Trabajas para vivir o vives para trabajar?

satisfacción laboral

Divertirse uno y trabajar es una especie de cuadratura del círculo. Muchos ven, a día de hoy, el trabajo como un mal necesario. Un periodo de 8 horas al día que nos sirve para pagar las facturas. Lejos quedan esos días en los que el niño-niña que llevamos dentro fantaseaba con ser bombero, médico, astronauta, pintora, veterinario, policía o músico de una banda de rock. Sin embargo, nunca deberíamos abandonar ese objetivo de trabajar en aquello que nos apasiona ya que, de acuerdo con los últimos estudios, la diversión es clave para lograr lo que conocemos como la satisfacción laboral.

Un reciente informe de la firma Adecco (http://www.adecco.es/ ) pone de manifiesto que, para un 40% de los trabajadores españoles, la satisfacción laboral pasa por lograr divertirse en el trabajo. Esto no equivale a perder la perspectiva de seriedad que un empleo requiere sino, más bien, a lograr entretenerse y disfrutar en plenitud con cada una de las tareas que tenemos asignadas.

Más del doble de ese porcentaje (en concreto el 88% de los profesionales objeto de estudio) admiten que se afanan por lograr crear un ambiente laboral lo más cómodo y agradable posible, lejos del encorsetamiento y rectitud de una oficina clásica de esas en las que uno sabe cuándo entra, pero no cuándo sale.

En efecto, el disfrute y la diversión en el trabajo unidos al buen ambiente son condiciones sine qua non para sentirse bien en un determinado puesto, por encima de salario, reconocimiento o flexibilidad horaria. De acuerdo con el informe de Adecco, seis de cada 10 empleados españoles afirman que en sus empresas se llevan a cabo programas o medidas puntuales para lograr una mejora del ambiente laboral.

Otra de las claves para ser feliz en nuestro puesto de trabajo se empieza a cincelar mucho antes. Así, elegir una carrera por vocación, más que con un objetivo pecuniario o alimenticio, nos ayudara en el futuro a lograr un puesto de trabajo que satisfaga esa necesidad que todos tenemos de ser felices. Conocer nuestras competencias e intereses, analizar con perspectiva qué es lo que desearemos estar haciendo en unos años y, asimismo, ver si la carrera ofrece una proyección de futuro y ampliación-diversificación de conocimientos son cuestiones ‘clave’ a la hora de determinar qué estudios cursar después del instituto.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>