Menú principal

¿Sabes combatir el estrés postvacacional?

estrés postvacacional

Ansiedad, dificultades para conciliar el sueño, irritabilidad, depresión, problemas gastrointestinales… el síndrome postvacacional afecta en España, en mayor o menor medida, a uno de cada tres trabajadores, según un reciente informe de la firma de recursos humanos y trabajo temporal Adecco (http://www.adecco.es/SalaPrensa/NoticiasCasos.aspx?Not_Id=691 ).

¿Qué es el síndrome postvacacional?

Este fenómeno, cada vez más presente en las empresas españolas, es un estado anímico atípico, de mayor o menor intensidad en función de la capacidad que tenga la persona de gestionarlo. Los principales síntomas suelen ser:

–          Falta de energía.

–          Insomnio.

–          Desórdenes gastrointestinales.

–          Estrés.

–          Nerviosismo.

–          Falta de concentración.

–          Dolor de cabeza.

Las personas más sensibles y menos resistentes al cambio suelen ser las más susceptibles a verse afectadas por este problema. Los expertos destacan que el problema viene por el hecho de que las personas tendemos a asimilar hábitos y conductas en unas 3 semanas. Es decir, 21 días es lo que nuestra mente (y cuerpo) tarda en sentirse ‘cómoda’ con nuevos horarios, temperaturas, comidas… si estamos un mes de vacaciones, nos vamos amoldando a un estilo de vida al que, cuando nos reincorporamos al trabajo, nos cuesta renunciar.

¿Cómo evitar el síndrome postvacacional?

Como estrategia previa para combatir el síndrome postvacacional, es necesario que no apuremos hasta el último día las vacaciones. Es decir, si podemos volver a nuestra ciudad, a nuestra casa tres o cuatro días antes de reincorporarnos, mejor que mejor.

Los días previos a nuestra vuelta al yugo laboral es necesario que retomemos ciertos hábitos (hora de levantarnos-acostarnos, dieta, gimnasio…) que nos ayuden a ponernos en esa mentalidad. Del mismo modo, si sabemos que, después de las vacaciones, vamos a tener más días de descanso eso nos ayudará a que el trago sea más llevadero. Por eso no es recomendable cogerse todas las vacaciones en un mismo mes.

Una vez que estemos en faena, conviene no sobrecargarnos de trabajo de primeras, intentar llegar a nuestro trabajo algo antes que de costumbre para poder organizarnos y, asimismo, hacer del ejercicio físico y las actividades al aire libre nuestra válvula de escape.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>