Menú principal

Incentivos para la contratación

incentivos para la contratación

Gran parte del mérito de haber logrado pequeños signos de recuperación económica se debe a los emprendedores. Para impulsar la actividad, el Gobierno ha establecido una serie de incentivos para la contratación de trabajadores. De este modo, los empresarios pueden beneficiarse de este tipo de ventajas fiscales y aumentar la plantilla para producir más y mejor. Los colectivos que reciben mayor protección por parte del Estado son los desempleados menores de 30 años y los mayores de 45.

Estas bonificaciones se mantendrán, según los responsables políticos, hasta que la tasa de paro sea menor del 15%. Un objetivo que aún está muy lejano, pues que los últimos recabados cifran el desempleo en más del 24%. Existen varios tipos de contratos que implican beneficios para los empresarios, ya que tienen que abonar unas cuotas a la Seguridad Social menores o, incluso, cero. Para elegir las opciones más ventajosas, es recomendable acudir a un gabinete especializado, como el de Javier de Benito. Respecto a los contratos bonificados, aquellos que sean a tiempo parcial, indefinidos o temporales, directamente relacionados con actividades formativas cuentan con ventajas fiscales.

Pueden acceder a ellos las empresas que cuenten con menos de 250 empleados o autónomos. La bonificación es del 100% durante el primer año y existe la posibilidad de prorrogarla durante otros 12 meses. Asimismo, los contratos en prácticas que supongan el primer empleo del trabajador que luego se transformen en indefinidos tendrán una bonificación en las cuotas por un período de tres años.

Impulso del empleo

Como comentamos anteriormente, estas medidas están dirigidas a reducir las cifras de desempleo en los colectivos que tienen más problemas para acceder al mercado laboral. Así, el programa de Fomento de Empleo ofrece bonificaciones a los contratos temporales, bien sean a tiempo parcial o completo, hechos a menores de 30 años que carezcan de experiencia laboral o ésta sea inferior a tres meses. Los empresarios logran reducciones en las cuotas a la Seguridad Social por contingencias comunes de hasta el 50%.

Los empleados que no superen ese límite de edad y firmen un contrato indefinido con una empresa de nueve trabajadores o menos supondrán una bonificación del 100% de la cuota empresarial durante los 12 primeros meses. Por su parte, los autónomos menores de 30 años que contraten a desempleados de larga duración mayores de 45 años, con carácter indefinido, disfrutarán de una bonificación en las cuotas a la Seguridad Social durante 36 meses. Asimismo, las organizaciones de economía social también reciben apoyos para la contratación de jóvenes durante tres años. Esperemos que estas medidas logren reducir las cifras de desempleo y mejorar la actividad económica del país.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>