Menú principal

Los impuestos que vienen

impuestos para emprendedores

El nuevo año llega cargado con muchas novedades, sobre todo en el terreno impositivo. Y es que, en 2015, entrará en vigor la reforma de los impuestos para emprendedores, que tiene aspectos tanto positivos como negativos para los autónomos. En este post, te resumimos las claves de estas nuevas tasas y retenciones aprobadas por el Gobierno, que afectan especialmente a los profesionales que desarrollan su actividad laboral en el ámbito de internet.

Empezamos por las malas noticias. Aunque el Ejecutivo ha dado luz verde a la prórroga de tres meses de la tarifa plana de 100 euros destinada a la contratación de un trabajador indefinido, con la reforma que se aplicará en 2015 desaparece la rebaja por nuevos empleados. Es decir, que se elimina la deducción de los rendimientos netos por cada nuevo trabajador, rebaja que se cifraba en un 20%. A esta bonificación, podían acogerse los emprendedores y las compañías que tuvieran una facturación por debajo de los cinco millones de euros y su plantilla no superase los 25 empleados.

Baja el IRPF

Una de cal y otra de arena. Ahora vamos con una medida incluida en los nuevos impuestos para emprendedores que resulta muy beneficiosa para los autónomos. El Gobierno ha decidido rebajar el IRPF (conoce más sobre este impuesto en la página de la Agencia Tributaria) hasta el 19%. Los trabajadores por cuenta propia que, en 2014, aplicasen una retención del 21% en las facturas emitidas, tendrán que recortarla en dos puntos a partir del jueves. Para los emprendedores que facturen menos de 12.000 euros anuales, la retención no variará, por lo que seguirá siendo del 15%. Esta medida, tan anhelada por los autónomos, llega con un año de retraso, ya que el Ejecutivo decidió aplazarla hasta 2015.

La reforma de tasas impuesto por el Gobierno español también establece cambios en la ley de IVA para los productos y servicios online. Así, las ventas realizadas a través de portales digitales se verán afectadas por un nuevo Impuesto sobre el Valor Añadido. Y es que, no se aplicará el 21% fijado en España, sino el obligatorio en el país de residencia de la persona que adquiere el artículo o servicio.

Con las nuevas tasas impulsadas por el Gabinete de Rajoy, también entra en escena el impuesto de salida (conocido como exit tax), dirigido a los ciudadanos que poseen cuatro millones de euros o más en acciones de una compañía o el 25% de una sociedad si está valorada en más de un millón de euros. Estas personas están obligadas a declarar este patrimonio entre sus ingresos si deciden cambiar su residencia a otro país.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>