Menú principal

El presentismo laboral en la empresa española

El presentismo laboral en la empresa española

Una oficina. Siete de la tarde. Es la hora de salir. El (llamémosle así) oficinista A, hace una media hora que terminó su trabajo del día. Lleva un buen rato sentado en su mesa, consultando su correo electrónico, mirando el Facebook o leyendo el periódico. Sin embargo, no se va a su casa. La razón que impulsa al oficinista A para quedarse en su puesto más allá de su hora, hechas ya todas sus tareas se encuentra unas cuantas mesas al fondo, en un despacho amplio y acristalado. Y es que su jefe aún no se ha marchado a casa. Seguro que este ejemplo imaginario (basado en hechos reales) de presentismo laboral os suena a más de uno.

Pese a que a las empresas este fenómeno les preocupa bastante menos que su ‘reverso’, el absentismo laboral, la tendencia a quedarse sin razón en el trabajo más horas de las correspondientes, sin necesidad que lo justifique, afecta a la vida personal y a la salud de los trabajadores. Una reciente encuesta realizada por la empresa de recursos humanos y empleo Adecco define este fenómeno como estar presente en el puesto de trabajo sin hacer necesariamente tareas asociadas al mismo. Esto, lejos de mejorar la productividad, supone un freno para la misma.

Según una encuesta realizada en el mes de abril del presente año a unas 1.000 empresas españolas, los altos cargos de un 50% de estas compañías reconocieron detectar ciertos rasgos de presencia excesiva en el puesto de trabajo por parte de sus empleados, sin que ésta estuviera motivada por picos en la carga de trabajo, tareas atrasadas o motivos justificados en la producción.  El 28% de las firmas afirmaron no disponer de mecanismos para detectar esta práctica negativa.

Un dato curioso es que el 15% de empresas encuestadas apuntan que alrededor del 75% de su plantilla lleva a cabo acciones de presentismo laboral de manera regular, aunque la mitad de las que detectan este problema lo circunscriben a la actitud de una parte residual de sus equipos (en torno al 10%).

Curiosamente, desde Adecco se señala que la tendencia al presentismo es más propia de aquellos empleados que se sienten seguros en su puesto de trabajo que de aquellos con una situación más eventual. 9 de cada 10 compañías objeto de estudio controlan los horarios de entrada y salida de los empleados, mientras que sólo un 30% de las mismas ofrece opciones de flexibilidad laboral a más de la cuarta parte de su plantilla.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>