Menú principal

Diferencias entre incubadoras y aceleradoras

incubadoras y aceleradoras

Tanto el sector público como el privado intentan impulsar el nacimiento y desarrollo de startups (puedes ampliar información en este enlace http://es.wikipedia.org/wiki/Compa%C3%B1%C3%ADa_startup). En la actualidad, existen diversas fórmulas para dar un espaldarazo a las empresas emergentes. En este post, vamos a centrarnos en dos de ellas: incubadoras y aceleradoras. A pesar de que ambas se parecen, lo cierto es que hay notables diferencias entre ellas. Por un lado, las aceleradoras se encargan de ayudar a las compañías que ya han alcanzado estabilidad dentro del mercado y tienen un tamaño medio a convertirse en corporaciones de gran envergadura.

Por su parte, las incubadoras empresariales dirigen sus esfuerzos a las empresas que están empezando. Se trata de servir de soporte a los emprendedores a la hora de dar sus primeros pasos en el mundo empresarial. Y es que los inicios son duros y aquellos que se lanzan a la aventura de crear su propio negocio suelen necesitar mucho apoyo, bien sea en forma de lecciones de liderazgo, facilitación de contactos o acceso a instalaciones, entre otros servicios.

Características

En la incubadora de negocios, se ofrece asesoramiento incluso antes de que se materialice el proyecto. Y, una vez que se ha puesto en marcha, se realiza un seguimiento para intentar afianzarlo en su área de actividad. Aquellos negocios que ya tienen cierto recorrido demandan los servicios de las aceleradoras para poder crecer. Entre los servicios más solicitados está el de poder desarrollar su labor en un espacio de trabajo compartido, una especie de centro de coworking, pero con la tutela del equipo que trabaja en la aceleradora.

Además de ayudar a los emprendedores a diseñar su estrategia, las aceleradoras de negocios también aportan un montante inicial para colaborar en la financiación. Y promueven acciones para encontrar nuevos inversores. Como contraprestación, se hace con un porcentaje del valor de la compañía (suele oscilar entre el 5% y el 10%). De ahí su afán porque la empresa se expanda y genere un mayor volumen de negocio.

Las incubadoras y las aceleradoras de negocios son altamente recomendables para las startups. Con su respaldo, el camino hacia el éxito será más corto y sencillo, aunque siempre habrá obstáculos que sortear. Su misión es potenciar las virtudes de cada compañía y minimizar los aspectos más endebles. Una ventaja enorme que ofrecen tanto las incubadoras como las aceleradoras es que permiten a los emprendedores crear una amplia su red de contactos en poco tiempo. Wayra, Yuzz y Lanzadera son algunas de las plataformas más populares de nuestro país. Si tienes un proyecto, hay personas dispuestas a escucharte.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>