Menú principal

Crisis y movilidad laboral

movilidad laboral

Una de las consecuencias de la crisis económica tiene que ver con la movilidad laboral. Cada vez más, los trabajadores se enfrentan a la necesidad de cambiar de empleo en lapsos reducidos de tiempo. Parece que aquellos días en los que una persona entraba en una empresa y se jubilaba sin cambiar de compañía han pasado para siempre. En este sentido, un reciente estudio publicado por la firma Randstad, uno de cada cuatro trabajadores españoles han tenido que cambiar de trabajo en los últimos seis meses.

Los profesionales con edades comprendidas entre los 18 y los 24 años son los que más tienden a cambiar de trabajo en menores intervalos de tiempo en nuestro país. Asimismo, la movilidad laboral de los varones en nuestro país es considerablemente superior a la de las mujeres.

La experiencia y especialización del trabajador son factores que están directamente relacionados con una mayor tendencia a permanecer en el seno de la compañía. Desde el equipo que realizó el estudio se señala que una formación continuada permite optar a unos mejores puestos, ya sea en la misma o en otra empresa.

Razones para el cambio voluntario

De hecho, no es sólo ya que en España la crisis económica propicie la movilidad laboral. En este sentido, los responsables del equipo de estudios e investigación de Randstad afirman que, aproximadamente, el 12% de los trabajadores se encuentran buscando empleo para cambiar su situación laboral de manera activa.

Así, como apuntan los resultados del último Workmonitor llevado a cabo por esta empresa, el 82% de los trabajadores que están buscando un nuevo trabajo citan como la principal razón la búsqueda de mejores oportunidades para desarrollar su carrera. En segundo lugar se sitúa la mejora de las condiciones salariales y, por último, las posibilidades de ajustar el trabajo a la formación académica y complementaria recibida.

Desde esta firma se calcula que, en nuestro país, a cada proceso de selección de personal se presentan del orden de 800 a 1.300 candidaturas. Sin embargo, un 43% de estas candidaturas no se ajustan al perfil requerido por parte de las compañías. En este sentido, la denominada ‘tasa de fracaso’ en los procesos de selección de trabajadores en España es del 60%.

Según el departamento de estudios de Randstad se calcula que, con la perspectiva del año 2050, en el viejo continente habrá nada menos que 50 millones de vacantes para puestos de trabajo no cubiertas, sencillamente por no haber podido encontrar a los candidatos adecuados para el empleo.

 

 

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>